Cómo Evitar El Dolor De Espalda Baja Apapachando Tu Psoas Con Cobija

¿Sientes que el cansancio de espalda baja le resta alegría a tu vida?

El Psoas es el músculo de la respuesta de supervivencia ya sea pelear, huir o congelarse. 


A lo largo de la estresante vida cotidiana el Psoas está en continua tensión y si no se le brinda continuamente atención con Pilates se corre el riesgo de que se le acumulen tensiones residuales musculares.


Conoce los mejores ejercicios de Pilates para relajarte subscribiéndote AQUÍ.


Y el Psoas no sólo es el potente músculo de avanzar en la vida al iniciar el patrón de marcha, sino que también es un profundo estabilizador lumbopélvico que influye en la mecánica de la respiración mediante sus conexiones de fascia con el diafragma. En Pilates le prestamos mucha atención a éste elemento del core porque un Psoas feliz significa un diafragma respirando pleno.


Por ello aprender cómo liberar el Psoas es esencial en en la vida.

El enfoque de esta sesión de Pilates es restaurativo. 
Sólo necesitas una cobija y una almohada para darle soporte al psoas colocando al cuerpo en una especie de reposet. 

El Psoas es un músculo muy largo que cruza todo tu centro. Transcurre desde la vértebra T12 de las últimas costillas flotantes hasta el interior de tus ingles en tus fémures. 


Mira en éste dibujo de Henry Gray lo sumamente hermoso que es el Psoas:






En ésta relajación para espalda baja se coloca la almohada desde las costillas para darle soporte al Psoas desde su extremo superior y se envuelven las piernas para darle soporte a su extremo inferior.


Esta configuración se llama "Posición de Reposo Constructivo" ya que acomoda al Psoas en una longitud media, es decir que el músculo ni esté estirado ni acortado. Esta posición es muy usada tanto en Pilates como en Métodos de Movimiento Somático y trabajo de imaginería.


Al liberar el Psoas sentirás cómo tu cuerpo gradualmente empieza a soltar tensiones residuales teniendo así más energía disponible para el auto mantenimiento y la salud.


Prueba las siguientes imaginerías en ésta posición:

  • Que te decantas como azúcar en agua de limón dejando caer tu peso suave y gradualmente al piso conectando con las sensaciones internas de tu cuerpo.
  • Imagina que justo a la mitad de tus ingles ablandas la articulación de tus caderas y que las dejas caer en diagonal hacia abajo en dirección de tus talones.
  • Imagina tu Psoas suavizándose con el movimiento y calor de tu respiración, soltando tensiones, haciéndose más esponjoso y lleno de sangre. Imagina esto a lo largo del trayecto de tu psoas desde atrás de tus costillas, recorriendo tus lumbares, cruzando tu pelvis y tomándose del interior de tus muslos.
Revisa cómo al hacer esto cambia el tono muscular de tu cuerpo y de tus pensamientos. 

Es posible que tus extremidades se vayan desplomando al piso, que haya reajustes en tus costillas e incluso que haya ligeros temblores dentro de tu cuerpo al soltarse. La sensación de tu cuerpo puede ser más ancha y en contacto con el piso.

Para incorporarte es IMPORTANTE que hagas una transición acostado de lado en posición fetal siendo gentil con el proceso interno de tu cuerpo. Siempre que cambies de posición en Pilates busca sumarle detalles a tu registro sensorial, sin que el cambio cancele todo el trabajo interno previo. Busca llevarte los beneficios de éste apapacho de Psoas a todos tus movimientos, integrando tus sentires. 

Busca el recambio orgánico en tu vida cotidiana. Llenándote de actividades, de experiencias y de circunstancias, a la par de permitirte el proceso de asimilar tu vivencia integrando lo nutritivo y desechando lo innecesario. Usa tus principios de Pilates para retomar tu centro después de las perturbaciones naturales. 

La recomendación es que todos los días le regales a tu Psoas 5 mins en la Posición de Reposo Constructivo. Esto excelente para prepararte para dormir o para retomar tu armonía cuando tu cuerpo lo necesite. Pilates es un estilo de vida.

Procura cada vez más mejorar tu comunicación interna, confiando en los mensajes de tu cuerpo y dándole a tu ser lo que necesita para estar bien.

Apapacha tu Psoas para hacer feliz a tu espalda baja en éste video:




Tweet: Tu respiración te hará saber que llegaste a la Posición de Reposo Constructivo, al hacerse más profunda y libre. @InspirahPilates


Platícame cómo te sentiste en este apapacho Psoas en el espacio feliz para comentarios :)

Con cariño,


Biól. Candia Raquel Garibay Camarena

Fundadora de Inspirah Pilates
Directora de la Formación para Instructor de Pilates
Balanced Body Faculty & Presenter
PMA Registry of Schools




















No hay comentarios:

Publicar un comentario