La Mejor Contracción Muscular Para Tu Cuerpo

¿Quieres fuerza o quieres estabilidad?

¡Si practicas pilates seguramente quieres todo!


Fuerza, estabilidad, flexibilidad y resistencia son algunas de las cualidades más importantes que deben de tener disponibles tus músculos para sostener las demandas de movimiento en tu vida cotidiana.


Sin embargo el que simplemente hagas tus series de ejercicios no garantiza que logres los resultados que quieres, para ello necesitas tener estrategia. Conviértete en un excelente estratega de tu mente y cuerpo con pilates subscribiéndote AQUÍ.


Necesitas conocer cómo entrenar tu cuerpo con el tipo de contracción muscular específico que necesita cada uno de tus grupos musculares.


Existen 3 tipos de contracción muscular:

  • Isométrica
  • Concéntrica
  • Excéntrica 
La contracción muscular isométrica sucede cuando el músculo se contrae manteniendo la misma longitud. Por ejemplo, cuando sostienes una taza de café frente a ti soplándole para que se enfríe, mantienes tu codo flexionado con el bíceps sin generar movimiento. La contracción isométrica es una excelente estrategia inicial cuando te recuperas de una lesión articular y quieres evitar irritar la articulación con movimiento. La contracción muscular isométrica es esencial para organizar el movimiento mediante la estabilidad segmental.

La contracción muscular concéntrica es isotónica, es decir que el músculo se contrae manteniendo su tono y acortando su longitud. Por ejemplo, cuando tomas una taza de café de la mesa y la llevas a tu boca mediante el acortamiento del bíceps. La contracción concéntrica es muy evidente a la sensación, por ello es útil para aprender a activar, diferenciar y memorizar la sensación de un nuevo músculo. 

La contracción muscular excéntrica también es isotónica, debido a que sucede cuando el músculo mantiene su tono muscular mientras se alarga. Por ejemplo, cuando después de tomar un trago de café bajas cuidadosamente la taza de regreso a la mesa, en éste momento el bíceps se tensa para evitar que la fuerza de gravedad lleve de golpe tu brazo y la taza contra la mesa. Éste tipo de contracción muscular es clave para el entrenamiento de fuerza ya que motiva el desarrollo de masa muscular, sin embargo implica mayor riesgo que las contracciones musculares anteriores. La clave para entrenar en excéntrico es trabajar contra gravedad o contra resistencia enfocándote en regresar MUY despacio a la posición inicial. Éste trabajo te puede dejar adolorido al día siguiente, siendo ésta una señal de que te excediste. Siempre enfócate en la progresión gradual y en la consistencia.

Mi recomendación es que siempre inicies el entrenamiento de tus zonas débiles con protocolos isométricos y concéntricos. Sólo entrena en excéntrico cuando hayas logrado un buen nivel de estabilidad y control sobre tus músculos.

Conoce más sobre cómo sacarle el máximo provecho a tu clase de pilates activando el mejor tipo de contracción muscular para ti en éste video:




Y presúmenos en el espacio feliz para comentarios hasta abajo de ésta página cuáles son tus ejercicios favoritos del repertorio clásico de pilates para entrenar el abdomen en cada uno de estos tipos de contracción muscular.


Tweet: Construye un centro fuerte en tu cuerpo y llévalo al máximo con la contracción muscular excéntrica #pilates @candiaraquel @inspirahpilates 


Con cariño,



Biól. Candia Raquel Garibay Camarena 
Directora de la Formación para Maestros de Pilates 
Balanced Body Master Teacher & Presenter 
PMA Fostering Future Professionals 

















4 comentarios: