¿Es Malo Quedar Adolorido De Hacer Pilates?



Por @CandiaRaquel   

Al dia siguiente de sobrepasarse haciendo ejercicio es común quedar un poco adolorido aunque no necesariamente de lesión, muchos piensan equivocadamente que esta sensación significa acercarse a la meta del entrenamiento. 

Esa sensación de "agujetas" o técnicamente mialgia diferida* es un indicador de destrucción muscular. Y tiene varias causas, entre ellas que se genera ácido láctico y las terminaciones nerviosas se irritan al estar inundadas en ácido**.

Cuando he amanecido adolorida al día siguiente de entrenar inmediatamente pienso "excedí mi capacidad real de entrenamiento y mi sensación me está demostrando que no estoy lista para hacer de manera SEGURA lo que hice ayer dado que irrité mi cuerpo más de la cuenta". Exactamente lo mismo pienso de cualquier persona que me diga que quedó adolorido con el ejercicio de un día antes.

Lo cierto es que parte del proposito de Pilates es generar fuerza y para ello enfatizamos la contracción muscular excéntrica que genera ruptura de fibras musculares que al ser reemplazadas se produce hipertrofia muscular*** o formación de más músculo y con ello la capacidad el incremento en la capacidad de ejercer fuerza. 

Debido a que estamos tratando con necrosis o daño de tejido, con la finalidad de la renovación funcional del mismo, ésto lo hacemos de manera controlada y lenta para evitar daño en otras estructuras. En Pilates debemos ser sumamente cuidadosos de entrenar al alumno estrictamente a su nivel sin exceder la capacidad de miogénesis o regeneración de su tejido, lo cual solamente conduciría a la inflamación es decir al adolorimiento o agujetas y en el peor de los casos a una lesión.

Me parece triste que muchas personas tengan como referencia de éxito al dolorimiento. A mi ver es una tremenda forma de frigidez existencial, la incapacidad de sentirse realizado en la percepción de la elegancia que involucra el movimento vital. Pero grave me parece que este abuso del cuerpo a nivel muscular y de las emociones con relación al entrenamiento sea motivado en algunos lugares indignos de portar el nombre de Pilates. 

No solamente en Pilates sino en cualquier actividad física es importante entender que el cuerpo aunque muy dinámico, toma tiempo en entrenarse y el proceso formativo requiere constancia, consciencia y consecuencia. La miogénesis y la neurogénesis son procesos que deben ir a la par si queremos un cuerpo inteligente.

La disciplina en Pilates está en aprender a sentir para actuar con limpieza y NO en hacer mil repeticiones con mil resortes a lo bestia. La verdadera disciplina está en ser responsable con uno mismo, en ir a clase sin falta y en cada clase involucrar mente, cuerpo y alma en lo que se está haciendo. Y así el punto clave para lograr la intensidad óptima del entrenamiento está en la consciencia, en saber percibir cuánto es mucho y qué tanto es tantito.

La sensación de entrenamiento ha de ser una sensación nítida del cuerpo, de claridad en la orientación en el espacio, de movimiento preciso, de fuerza controlada y no de adolorimiento. 

Absolutamente nada en el mundo lo vale si el precio que tu haz de pagar es el dolor. La realización plena igual que la sonrisa de un niño siempre viene a la par del gozo.

¿Alguna vez has quedado adolorido? ¿Cuál es tu opinión con respecto a ello? Compártenos tu punto de vista en los comentarios aquí abajo :)


Referencias 
* http://es.wikipedia.org/wiki/Agujetas
** M. en C. Alicia Castillo
*** Irene Dowd durante su ponencia en Conferencia de la PMA en 2008
Imagen tomada de: http://www.womenshealthmag.com/health/best-muscle-balms

Recibe artículos como este en tu email, solo regístrate AQUÍ










3 comentarios:

  1. Es lamentable que los estudios de Pilates sean sucursales de dolor y no de alivio, porque le hacen creer a sus clientes que de eso se trata Pilates. Los instructores que buscan que el reconocimiento de su trabajo sea proporcional a que tan doloridos dejan a sus clientes sólo evidencían la calidad de su formación (si la hay) ó su mala elección de profesión. Es importante tomar conciencia de que con el cuerpo humano no se juega y hay que tomarse muy en serio la decisión de confiar nuestro proceso a alguien que comprenda la seriedad que esto merece.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario Jair.

    Espero que con educación de calidad, tanto el maestro como el alumno de Pilates desarrollen conciencia sobre los procesos de formación que requiere un cuerpo saludable.

    Un abrazo, Candia

    ResponderEliminar
  3. Hola, tengo 26 años, hacían aproximadamente 8 o 9 años que era sedentaria y hace 2 semanas empecé pilates, he tenido 4 clases y estoy adolorida a nivel muscular: piernas y abdomen. Dentro de mi ignorancia considero que hace parte ya q estuve tanto tiempo sin hacer absolutamente nada. Saludos!

    ResponderEliminar