Meditación


"Uno comienza a darse cuenta de cómo todo lo que hacemos en nuestra vida diaria es hermoso y significativo..." -Chogyam Trungpa
A menudo al oír la palabra "meditación" pensamos en algún tipo de autohipnosis - un escape pasivo de nuestras vidas. Nada podía estar más lejos de la realidad. La meditaciones una práctica que nos abre, sintoniza e involucra con nuestra vida diaria - sea ésta como sea. No es un método para fugarnos en un viaje de ensoñación. sino que es un método para despertar.
Dentro del ámbito de la meditación budista, una de las prácticas principales, a las que se retorna una y otra vez como base, es la meditación Shamatha. En sánscrito como en tibetano (Shi-Ne), el nombre de esta práctica nos indica su enfoque: morar en calma. Es decir que nos ofrece la oportunidad de estar presentes con lo que sea que estemos viviendo. A pesar de ser una práctica de origen budista, no es una práctica exclusiva al budismo: es una práctica que todos podemos realizar, sin importar nuestras creencias o circunstancias.
El proceso de familiarizarnos con nuestra mente, con el fin de estabilizar y fortalecerla, desarrolla a su vez las cualidades de la misma, como son la claridad, la luminosidad, la precisión e incluso el asombro. Este proceso de cultivar la atención tiene como efecto el ir desanudando los obstáculos que enredan nuestras mentes, y, por ende, nuestras vidas. así, brindándonos la posibilidad de una perspectiva más amplia y lúcida con la cual abordar nuestra cotidianidad con profundidad.
*
Fausto Alzati Fernández
Es graduado en meditación, filosofía y budismo por la universidad de Naropa (CO, EUA), la primera universidad budista oficial en occidente. Imparte con éxito desde hace años cursos de meditación en múltiples centros del pais. Escribe para varias publicaciones nacionales e internacionales y es autor del libro inmanencia viral (Tierra Adentro, 2009).

Si quieres recibir más artículos como este en tu email, solo regístrate AQUÍ










No hay comentarios:

Publicar un comentario